No de felicidad.

viernes, 4 de noviembre de 2011





¿Cada quien tiene lo que se merece? Yo no merezco caer, no merezco vuestros regaños padres, no merezco tus abrazos hermana, no merezco tus besos cariño. Sin embargo, estoy aquí, a la espera de lo que pienso que si merezco y aún no llega. Condenadme de exigente e ingenua, condenadme por envidiar algo que no es mío, aunque si lo sea por derecho divino. Condenadme pues, por todo aquello que oculte por alcanzar mis sueños.

Dolor, tristeza, humillación, mentira, esfuerzo, sudor, decepción, resignación. No hay sustantivos, verbos o adjetivos lo suficientemente nobles para abarcar sensaciones que representen un hecho durante tantos años. Rendición, la palabra clave de este juego absurdo de hacerme mayor, de volverme mejor, de buscar mi camino y ascensor. De una forma u otra, de tener todo o nada, nunca podremos estar satisfechos con lo conseguido, aún así, soy feliz con el puzzle incompleto que día a día llamo "mi vida".

Aún guardo grandes de mis antiguos sueños
de aquellos en los cuales recaigo y remonto el vuelo.
Las nubes me confunden con un pájaro
pero la sabia luna, sabe que no será duradero.

Mis pequeñas alas de papel se esfuerzan por no caer
¡Uy! Casi me caigo, el miedo ayuda a descender.
¡Despierta, despierta! niña de pequeños pies
esto ya no es un sueño, es tu meta que no puede ser.

~

2 comentarios:

CdeControversia dijo...

Por fin leerte =)

Daphne dijo...

Por fin alguien como tú por aquí!!^_^